top of page

PRESUME PABLO BADILLO FINANZAS SANAS EN APIZACO, PERO OCULTA MALOS MANEJOS POR MÁS DE 5 MDP EN 2022


El presidente municipal de Apizaco, Pablo Badillo Sánchez, presumió una “excelente administración de recursos públicos y transparencia”, pese a que en la cuenta pública del ejercicio fiscal de 2022 el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) le detectó un posible daño patrimonial que asciende a 5 millones 647 mil 335.61 pesos.

Este jueves, a través de un comunicado del ayuntamiento, el edil panista se ufanó porque “la prestigiada” revista Alcaldes de México, “con alcance internacional”, le entregó el premio “Mejores prácticas de gobierno: eficiencia presupuestaria”.

Según ese boletín, el alcalde “se ha distinguido por la excelente administración de recursos públicos y transparencia, por ello, durante 2 años consecutivos el gobierno de Apizaco ha resultado con cero observaciones en las auditorías practicadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF)”.

Presumió que, por segundo año, la cuenta pública del ayuntamiento “ha sido aprobada favorablemente. Cabe resaltar que Apizaco es el municipio que mayores recursos ejecuta en el estado de Tlaxcala, de ahí el reconocimiento de dicha revista por el uso responsable de los mismos y finanzas sanas”.

Sin embargo, lo que a conveniencia no dijo Badillo Sánchez es que en el Informe Individual del Resultado de la Revisión y Fiscalización Superior de la cuenta pública 2022, el OFS encontró que pagó 2 millones 063 mil 242.05 pesos por bienes y/o servicios sin acreditar su recepción y aplicación.

Además, realizó gastos improcedentes por 993 mil 409.56 pesos; pagos a empresas que no justificaron operaciones comerciales por 309 mil 682 pesos; y utilizó recursos públicos otorgados no comprobados por 59 mil 517.60 pesos.

También en el ejercicio fiscal del año pasado Pablo Badillo pagó 7 mil pesos a proveedores, prestadores de servicios y/o contratistas sin acreditar la recepción del bien o servicio; y registró recursos públicos faltantes por 597 mil 600 pesos.

Por si fuera poco, el presidente municipal panista pagó 357 mil 556.27 pesos por conceptos de obra, insumos, bienes o servicios a precios superiores al de mercado; erogó 191 mil 679.56 pesos por volúmenes de obra no ejecutados; destinó 243 mil 793.22 pesos por conceptos de obra no ejecutada; y 823 mil 855.35 pesos por obras y/o conceptos pagados no fiscalizados por ocultamiento de documentación comprobatoria de su ejecución.

4 visualizaciones
bottom of page