top of page

GOBIERNO ESTATAL SIGUE PAGANDO DEUDA POR LA INSTALACIÓN DE PLATAFORMAS PARA AUDI



El gobierno del estado de Puebla no encuentra a la empresa que construyó las plataformas para instalar a la empresa Audi en el municipio de San José Chiapa y la deuda que los ciudadanos siguen pagando se está renegociando con los bancos, así lo informó el gobernador, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, quien aprovechó para mencionar que, pese a esta situación, no pueden dejar de pagar, ya que se podría aplicar una penalización muy alta que hoy en día no se puede cubrir.

En conferencia de prensa, el mandatario fue cuestionado por la transparencia fiscal del gobierno y la inversión que se ha ejecutado para proyectos como el Museo Internacional Barroco (MIB), el Centro Integral de Servicios (CIS), instalación de Audi y las deudas públicas que se tienen con los bancos, la pregunta puntual fue si la administración planea abonar más recursos para terminar de pagar a corto plazo o si habrá una restructuración económica.

En respuesta, Céspedes Peregrina, dijo lo siguiente: “El tema estricto de lo que tiene que ver con Audi, con el CIS y con el Barroco, se ha llevado a negociaciones donde se ha permitido que las condiciones financieras nos permitan tener mejoras para el estado. Buscando bajar intereses u otro tipo de condiciones. No podemos dejar de reconocer que muchos de los contratos fueron leoninos, que empeñaron el futuro de los poblanos y que hoy se siguen pagando”, declaró.

El mandatario comentó que hay obras bien hechas de administraciones pasadas y que no está en contra de ellas. Incluso que muchas de las acciones que se hicieron fueron para que la armadora Audi pudiera llegar a Puebla, sin embargo, también reconoció que hubo sobrecostos.

“El tema es que, en su momento, le incrementaron costos indebidamente y que ustedes se han dado cuenta de ello, fue por muchos años y hoy estamos en la siguiente etapa de renegociación con ellos. Hemos analizado 20 veces cómo darle el tema a la situación de Audi, entre ellas no encontramos a la empresa que aparece al frente y que se ha tenido que buscar en muchos frentes para poder dar cuenta de ello, lo hemos platicado con el banco y se han generado muchas acciones al respecto”, reconoció.

Al no encontrar a la empresa se complicaron las negociaciones, pues la empresa generó el contrato, hizo la obra, la cobró, pero fueron a los bancos a vender los proyectos y se esfumaron. “El banco se los compra a un precio muy sano y entonces se convierte en el tenedor de la deuda, ahora el pleito es con el banco y el banco nos dice: pues conmigo no negociaste nada, pero a mí me pagas y yo te entrego y te libero de la deuda. Así esta esto, pero tengan la certeza de que seguimos insistiendo y cuando encontremos las condiciones necesarias para poder seguir para el bienestar de Puebla, lo seguiremos haciendo”, puntualizó.

Los contratos están “amarrados” jurídicamente y desgraciadamente no pueden dejar de pagar, ya que Puebla se iría a una gran penalización o un pleito legal muy fuerte, en donde si gana la entidad todo estará muy bien, pero si pierde, pondría en riesgo las finanzas de los ciudadanos.

bottom of page