top of page

Seis elementos de la PGJE, responsables de tortura y muerte de un detenido en abril de 2022: CEDH



La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) concluyó que son seis –y no uno como sostiene la Procuraduría General de Justicia- los policías de investigación que torturaron a Juan Carlos N., hasta causarle la muerte, motivo por el que este jueves fue emitida la recomendación 03/2023 a la titular de esa dependencia, Ernestina Carro Roldán.

De acuerdo con las investigaciones del organismo autónomo, “fue evidente y comprobada la existencia de un maltrato intencional” en el que incurrieron los elementos de la PGJE que detuvieron y torturaron a ese hombre, señalado como presunto responsable de la desaparición el 4 de abril de 2022 de Ana Laura N., originaria de la comunidad de Hermenegildo Galeana, municipio de Huamantla.

El 27 de abril de 2022, policías de investigación –adscritos a Grupo Antisecuestro- aseguraron a Juan Carlos N., en cumplimiento de una orden de aprehensión por la desaparición de esa mujer, y lo torturaron de manera brutal por lo que fue necesario internarlo en el Hospital General de Tlaxcala donde le fue declarada muerte cerebral.

Dos días después, ese hombre –de 31 años de edad, originario de Terrenate- dejó de existir alrededor de las 17:00 horas, con lo que el feminicidio de esa joven quedó sin esclarecer.

Horas antes de ese desenlace fatal, la procuradora Ernestina Carro dio a conocer la destitución de los Víctor Enrique Montiel Ramos y Paula Elizabeth Juárez Santoyo, quienes se desempeñaban como titulares de la Dirección de Policía de Investigación y de la Fiscalía Especializada en Combate al Secuestro, respectivamente.

El cese de ambos funcionarios fue “derivado del cumplimiento de la orden de aprehensión por el caso de la desaparición de Ana Laura N., que tuvo como consecuencia lesiones que presentó el probable responsable al momento en que se ejecutó el mandamiento judicial”.

Aunque la PGJE inició una carpeta de investigación por esos hechos y, supuestamente, declararon varios policías, solo uno fue vinculado a proceso y continúa preso en espera de que se solucione su proceso.

Sin embargo, desde que se supo de ese caso de tortura, trascendió que entre siete y ocho policías de investigación estarían involucrados, pero inexplicablemente la procuradora Ernestina Carro no hizo nada por detenerlos. Hoy la CEDH confirma que, en total, fueron seis los responsables.

11 visualizaciones

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page