top of page

MENORES DE EDAD, LOS MÁS AFECTADOS POR ENFERMEDADES RENALES Y LEUCEMIAS POR CONTAMINACIÓN


La cuenca del Alto Atoyac, ubicada entre Puebla y Tlaxcala, tiene zonas de mucho riesgo por la alta exposición de pobladores a tóxicos y procesos contaminantes de las industrias asentadas en la región, y su falta de atención ha provocado que se presenten tasas de incidencia, prevalencia y mortalidad de enfermedades prevenibles “mucho mayores a los promedios nacionales”.

Ese es uno de los principales hallazgos del Primer informe estratégico para la comprensión de la problemática socioambiental de la región de emergencia sanitaria y ambiental de la cuenca del Alto Atoyac y recomendaciones para su atención integral, dado a conocer al gobierno de Tlaxcala y a la Secretaría de Salud federal por la directora general del Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt), María Elena Álvarez-Buylla Roces.

Los resultados de ese informe revelan los riesgos y altas tasas de prevalencia a enfermedades renales crónicas y leucemias agudas entre la población por la exposición a agentes altamente tóxicos como metales pesados, arsénico, compuestos orgánico-sintéticos y varios plaguicidas, sobre todo entre la población infantil y adolescente.

La Cuenca del Alto Atoyac está integrada por varios municipios de los estados de Puebla y Tlaxcala, donde vive 42% y 79.5% de la población, respectivamente, de esas entidades federativas, además de ser considerada como una de las 30 Regiones de Emergencia Sanitaria y Ambiental (RESA) identificadas por el Conahcyt.

Según ese documento, “los resultados de tres distintos biomonitoreos identifican que un gran porcentaje de la población de varias regiones de la Cuenca del Alto Atoyac presenta tóxicos como arsénico, plomo, cromo, cadmio, varios plaguicidas y bifenilos policlorados (BPCs)”.

Igualmente, se informó de riesgos laborales entre la población alfarera, “quienes presentaron cerca de 90% de niveles por arriba de lo recomendado de plomo en sangre y efectos adversos en salud asociados a enfermedades cardiovasculares y renales, posiblemente relacionados con la exposición crónica a plomo y el resto de los contaminantes en la cuenca del Alto Atoyac”.

De acuerdo con análisis geoestadísticos de bases de datos oficiales de mortalidad e indicadores de contaminación en el río Atoyac, las tasas de mortalidad por enfermedad renal crónica (ERC) y leucemias agudas son elevadas entre pobladores de esa cuenca.

En el caso de las primeras enfermedades referidas, los mayores registros se tienen al oriente de la cuenca, en Tlaxcala; y leucemias al sur, en Puebla.

1 visualización
bottom of page