top of page

Gasta la secretaría de cultura 1.2 mdp en servicio de vigilancia para edificio que no ocupa


Más de 62 mil pesos es lo que gasta la Secretaría de Cultura Federal, dirigida por Alejandra Frausto Guerrero, en un mes por el servicio de vigilancia en las oficinas sin empleados que la dependencia renta en Tlaxcala.

Es decir, en lo que va del año, dicha sede administrativa sin utilizarse ha costado “al pueblo de México”, al menos 1 millón 280 mil pesos, solo por ese servicio.

Este inmueble que Frausto Guerrero prometió llenar con 180 trabajadores en febrero, como ejemplo de descentralización y de ahorro, hoy genera gastos superiores al monto anual que el INBAL dona para la operación artística del Museo José Luis Cuevas y superior al dinero reasignado por el INAH a la reconstrucción de algunos templos afectados por los sismos de 2017, como el de San Pedro Xalpa en Azcapotzalco (CDMX) y la Misión Dominica de la Santa Cruz, en Santa Cruz Mixtepec (Oaxaca).

La renta de esas oficinas ubicadas en SubFracción de la Casa número 20, calle de Arteaga de San Pablo Apetatitlán, municipio de Antonio Carvajal, empezó a partir de enero pasado y con ello, el gasto de vigilancia y limpieza por tratarse de servicios que no incluye el contrato de arrendamiento, según se lee en un documento en poder de “Crónica”.

La sede inoperativa de Tlaxcala es un espacio de mil 420 metros cuadrados por el cual la administración de Frausto Guerrero paga 203 mil pesos al mes. Ese edificio no utilizado se ubica a 10 minutos del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, inmueble en el que la Secretaría de Cultura mudó su oficina y en la que acomodó parte de su personal durante el año 2019.

A inicios de sexenio, el presidente dio la instrucción de descentralizar las oficinas de gobierno y, en este caso, la Secretaría de Cultura cambiaría su sede de Avenida Paseo de la Reforma 175, en la Ciudad de México, a Tlaxcala. La respuesta de Frausto Guerrero fue ocupar el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, sin embargo, hasta el momento se desconoce cuántos funcionarios se mudaron ahí.

La instrucción presidencial también hizo que, a partir de enero de 2023, Cultura rentara en Tlaxcala un edificio con capacidad para 180 personas porque el Instituto Tlaxcalteca no tiene espacio suficiente para ubicar al personal que trabaja en la Ciudad de México. Hoy esa nueva sede luce vacía y hasta mayo la administración de Frausto Guerrero ha invertido, mínimo, 1 millón 15 mil pesos.

3 visualizaciones

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page