top of page

Educación temprana es clave para prevenir accidentes por quemaduras en menores: IMSS



En el marco del Día Nacional para la Prevención de Quemaduras en Niñas, Niños y Adolescentes, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destaca la importancia de la educación temprana para prevenir accidentes por quemaduras en menores de edad. Especialistas del imss enfatizan que es fundamental educar a las niñas, niños y adolescentes sobre este tema, ya que algunos accidentes están relacionados con flamazos por experimentos e incluso desafíos en internet.

Claudia Berenice Hernández Valverde, cirujana plástica reconstructiva adscrita a la Unidad de Quemados del Hospital de Traumatología y Ortopedia "Dr. Victorio de la Fuente Narváez", brinda recomendaciones para prevenir quemaduras en los más jóvenes. Destaca la importancia de tener cuidado con el manejo de líquidos calientes, recipientes y planchas, así como cubrir los tomacorrientes y mantener bajo llave productos químicos y sustancias peligrosas.

El IMSS ofrece tratamiento para quemaduras en sus tres niveles de servicio. En las unidades de medicina familiar se atienden heridas leves o lesiones solares que no requieren un tratamiento mayor ni dejarán daños a largo plazo. En el segundo nivel se brinda atención a quemaduras de primero y segundo grados, de forma superficial y extensa, respectivamente. En el tercer nivel se ofrecen tratamientos para casos de quemaduras graves, especialmente en áreas como la cara, las manos, el cuello, los genitales y las articulaciones, que pueden resultar en daños graves a largo plazo.

Hernández Valverde menciona que también se brinda atención a quemaduras de menor gravedad en los hospitales generales de zona, así como a aquellas que son fáciles de tratar en las unidades de medicina familiar, a través de curaciones.

Según el especialista, la mayoría de las lesiones por quemaduras ocurren en el hogar, especialmente en menores de un año de edad, debido a líquidos calientes. A medida que los niños aprenden a caminar, las heridas pueden ocurrir por la falta de protección en los contactos eléctricos o por morder los cables.

En cuanto a las edades de 4 a 5 años, las quemaduras también pueden ser causadas por flamazos y, en ocasiones, por fuegos pirotécnicos. A partir de los 10 años y durante la adolescencia, las quemaduras pueden ser el resultado de desafíos en redes sociales, el contacto con sustancias químicas o corrosivas, así como descargas eléctricas, siendo estas últimas las más severas.

La unidad de quemados del IMSS atiende mensualmente entre 30 y 60 casos de quemaduras, de los cuales aproximadamente una tercera parte corresponde a menores de edad y adolescentes.

1 visualización
bottom of page